12 de junio. Día Mundial contra el trabajo infantil

El 12 de junio se conmemora el Día mundial contra el trabajo infantil. Este año, debemos prestar una especial atención a la situación que sufren las niñas que a menudo deben afrontar dificultades adicionales como víctimas del trabajo infantil.

Después de tener conocimiento del informe elaborado por la Organización Internacional del Trabajo y de cómo la crisis puede empeorar esta situación, la preocupación aumenta:

Las niñas tienen más riesgo de ser forzadas a trabajar, ya que en muchas culturas se favorece la educación de los varones frente a la de ellas en la educación. El aumento de la pobreza como resultado de la crisis podría llevar a más familias pobres a tener que decidir qué niños/as pueden permanecer en la escuela.

Alejar a las niñas de la educación significa adentrarlas en el trabajo.

Pero la crisis también está afectando a muchas personas migrantes que antes enviaban dinero a sus países de origen para mantener a la familia permitiendo que los niños y niñas estudiaran. Ahora se encuentran en paro, con lo que no pueden sustentar a sus familias y con esto aumenta el riesgo de que los niños y niñas tengan que trabajar.

Estos son sólo algunos de los riesgos que corremos. Por eso es tan importante que prestemos atención, ya que los niños y niñas de hoy serán los/las adultos del mañana. ¿Qué sociedad queremos tener en el futuro?

Campaña “sumando lápices”

El año pasado, comenzamos a cooperar con Argentina en un proyecto denominado “Polos por la Inclusión” en el que se trabaja la vuelta al sistema educativo de jóvenes que lo han abandonado.

A raíz de esta experiencia nos dimos cuenta de cómo algo tan sencillo para nosotros, como es ir a clase con un simple cuaderno, en otros lugares se convierte en motivo para no poder ejercer un derecho tan básico para un niño/a como es el derecho a la educación. Porque hay niños/as y jóvenes que no pueden asistir a clases porque no tienen ni tan siquiera un cuaderno o un bolígrafo.

Todos los años, a finales de agosto comienzan a “bombardearnos” con la vuelta al cole. Todos los años vemos en las noticias cómo los padres y madres hablan de lo caro que cuesta la vuelta al cole y tienen razón. Pero de lo que no somos conscientes cuando estamos buscando una mochila para nuestros hijos/as que no le dañe la espalda, es que en otros lugares hay niños y niñas que ni siquiera piensan en la vuelta al cole porque no tienen ni la mochila ni nada que meter en ella.

Por eso hemos planteado la campaña “sumando lápices”, para conseguir que se cumpla el derecho a la educación llevando los materiales escolares y educativos a aquellos niños y niñas que no los tienen.

 

La campaña arrancó ayer y ya podemos decir que está teniendo una buena aceptación. Los centros educativos de la ciudad, la Universidad, la biblioteca pública, la Escuela Oficial de Idiomas… todos se están implicando y colaborando. Hemos recibido llamadas de organismos y empresas para anunciarnos que están recogiendo material, pidiendo más información sobre cómo hacernos llegar el material que consigan y apoyándonos para seguir trabajando en campañas como esta.

Es un gesto muy sencillo: sólo tenemos que mirar a nuestro alrededor y pensar en la utilidad que pueden tener muchos de los materiales que pasan desapercibidos. Una vez que lo hayamos visto, tan solo tenemos que coger ese material y depositarlo en los puntos de recogida: Colegios, Institutos de Educación Secundaria, Biblioteca Pública, Biblioteca Central de la Universidad y Escuela Oficial de Idiomas.

“sumando lápices” es un reto para demostrar si somos capaces de colaborar de manera solidaria. Nosotros/as estamos seguros/as de la respuesta: SI.