La Fundación Igualdad Ciudadana ha participado durante los días 27 y 28 de abril en el Foro Europeo LAS MUJERES EN EL DESARROLLO SOSTENIBLE DEL MEDIO RURAL, celebrado en la ciudad de Cáceres.

La Fundación contempla entre sus áreas de actuación la realización de Programas específicos destinados a promover la igualdad en el ámbito local-rural, defendiendo este modelo de desarrollo, como una alternativa cultural sostenible y eficaz.


Al finalizar el Foro, se ha realizado la denominada “DECLARACIÓN DE CÁCERES” que se adjunta a continuación.

DECLARACIÓN DE CÁCERES

NOSOTRAS Y NOSOTROS, participantes en el Foro Europeo “Las Mujeres en el Desarrollo Sostenible del Medio Rural”, celebrado en Cáceres, Extremadura, España, entre el 27 y el 29 de Abril de 2010, bajo la Presidencia Española del Consejo de la Unión Europea,

RECORDANDO los principios de integración, igualdad y no discriminación fundadores de la Unión Europea, recogidos en el Tratado de Roma y revitalizados en el Tratado de Lisboa,

TENIENDO EN CUENTA que el pleno desarrollo sostenible del medio rural no puede ser ajeno a esos principios, y depende inexorablemente de la cohesión del territorio y la equidad entre sus habitantes,

SIENDO CONSCIENTES de que persisten, en el seno de la Unión, elementos y situaciones de desigualdad, que contradicen dichos principios, y

CONSIDERANDO que en el momento actual confluyen condiciones y circunstancias que permiten crear un escenario de superación definitiva de tales desigualdades

ADOPTAMOS Y DAMOS A CONOCER LA SIGUIENTE DECLARACIÓN DE CÁCERES

El desarrollo pleno y duradero del medio rural constituye, para la Unión Europea de hoy, y para la del futuro previsible, una garantía de viabilidad, identidad, integración, y capacidad de acción relevante en el panorama internacional.

Ese imprescindible desarrollo del medio rural solamente se hace viable sobre un territorio vivo y dinámico, habitado por una sociedad avanzada. La construcción de cohesión territorial, gobernanza adaptable y participativa, y plena igualdad de derechos, oportunidades y servicios para toda la ciudadanía resulta hoy indisociable de los procesos de desarrollo rural sostenible.

La presencia y actividad de las mujeres en el medio rural ha demostrado evitar el despoblamiento y asegurar el mantenimiento de tales procesos.

Alcanzar la completa equidad entre las mujeres y los hombres, integrando la perspectiva de género en todas las políticas, y aplicando sus consecuencias institucionales, jurídicas y técnicas mediante los instrumentos comunitarios, constituye un objetivo prioritario, coherente con el contexto político emanado del Tratado de Lisboa, y plenamente realizable en los marcos de planificación que han de aplicarlo.

La superación completa de las desigualdades reales persistentes entre mujeres y hombres en los Estados Miembros de la Unión requiere la aplicación de medidas específicas que favorezcan la igualdad y cuyo desarrollo técnico y reflejo jurídico y administrativo, lejos de oponerse al espíritu fundacional de la Unión, revalidan y actualizan su compromiso permanente con el principio de igualdad y no discriminación.

La capacidad renovada de estas acciones, a través de los mecanismos de apoyo financiero que acompañan a las políticas de desarrollo rural y territorial constituye un instrumento idóneo para garantizar, por la equidad de género, la dinámica de población imprescindible para un territorio cohesionado, y guiado por modelos de gobernanza sensibles a la diversidad.

Animadas y animados por la firme convicción de la Presidencia Española del Consejo de la Unión, instamos a todos los poderes públicos a tener en cuenta la presente Declaración, y a materializar las innovaciones institucionales, jurídicas y técnicas que permitan su expresión más completa en una sociedad de nuestro tiempo.

En Cáceres, a 28 de Abril de 2010.