Me presentaré. Soy Juan Miguel, alumno de Educación Social por la Universidad Nacional a Distancia. Elegí esta carrera por que me gusta el contacto con las personas, el tú a tú, tratar con gente de todas las edades, razas o religión… y porque sé que me enriquecerá como persona y me hará sentir satisfecho si, junto con los conocimientos que adquiera en la carrera y con las experiencias vividas, puedo colaborar para que esas personas a las cuales se dirigirá mi trabajo vivan mejor y sin desigualdades.

 

La experiencia es un punto muy importante en esta carrera. Mi primer año realicé las prácticas en un Centro de Menores en el cual me siento muy satisfecho con mi labor, quizás poco orientada por parte del Centro, pero eso es algo que aquí no interesa. Por ello este año, siendo el segundo y último en cuanto a prácticas, me propuse algo distinto, algo que fuese más dinámico, que tocase algún otro sector más que el año anterior.

 

Me topé por casualidad con la Fundación Igualdad Ciudadana. Y digo por casualidad por que no la conocía. Mi particularidad con las prácticas era el horario laboral de mi trabajo actual, que me limitaba dedicarle un tiempo continuo a las prácticas. No había un Centro que me “seduciese” dentro de mis expectativas ni siquiera concertado con la UNED. Y me puse manos a la obra y por internet no me costó nada dar con ella. (Que no suene a peloteo), -pero esta gente tiene una buena web -pensé-. Poco a poco me iba convenciendo, una página en la cual te lo explicaba todo. Sus fundamentos, sus ideas, sus proyectos, sus iniciativas… no busqué más, aquí debía ser.

 

Una entrevista con Miguel Ángel me valió para acabar de decidirme y disipar mis dudas de si era la Fundación idónea para aprender a ser un buen educador social. Poco a poco voy conociendo a la Fundación y a sus integrantes, y a sentirme parte como alumno de prácticas.